El Minuto de Barcelona

Cristian Alfaro sigue generando grandes esperanzas

Manuel Salmerón (20-05-2019)

Una de las mejores noticias que podemos dar esta semana en el Minuto de Barcelona relacionada con nuestra comunidad es la gran dimensión de un jovencito que quiere ser torero en Cataluña, nacido en la costera población de Vilanova i la Geltrú, se llama Cristian Alfaro y con sus solo quince años prospera día a día y, lo mejor, disfruta y mucho delante de los animales a los que tiene oportunidad de torear.

Cristian es un alumno de la Escuela de Tauromaquia de Nimes/Cataluña desde hace años, siendo muy niño son muchos los desplazamientos que ha hecho al vecino país y en especial a la zona de Nimes y Arles. Este año ya dio el aviso ante los aficionados catalanes en la fiesta campera que organiza cada año la sociedad taurina catalana UTYAC en la provincia de Castellón; más tarde en los tentaderos que organiza la Peña José Tomas de Barcelona en su viaje anual, pero sobre todo en Francia donde, desde principio de temporada, ha participado en clases prácticas en poblaciones como Saint Comes, Saint Laurent D'aguazu y Vergeze ; y ayer domingo obtuvo su triunfo más importante en el prestigioso bolsín La Muleta de Arles. Por la mañana se celebró un tentadero clasificatorio en la ganadería de Tardiu,  con alumnos de las demás escuela francesas, en el que quedó clasificado en primer lugar, lo que le dio la oportunidad de matar un novillo por la tarde y, con una extraordinaria faena  cortó una importantísima oreja perdiendo más trofeos por su poca experiencia con la espada.

Lo importante, el reconocimiento de los buenos aficionados de la acreditada peña La Muleta de Arles y la alegría del chaval por el triunfo en el segundo novillo que mata en su corta carrera. Cataluña necesita otro torero que ilusione a la afición, y a pesar de su juventud y poca experiencia, por qué no, Cristian Alfaro podría serlo.

También queremos recordar que este próximo viernes día 24 se reanudan las conferencias de la Feria de Mayo en la Casa de Madrid en Barcelona. El conferenciante será Paco Laguna y el título de la conferencia será "Manolete un hombre bueno".

Sintonicen todos los lunes,  partir de las 23 horas, www.la divisa.es

A porta gayola

San Isidro y la sombra del dejà vu

JM Alarcón (20-05-2019)

A los que –salvo alguna escapada puntual- tenemos que seguir a distancia el largo serial de San Isidro, nos da la sensación, cuando empieza la Feria, de estar asistiendo o mejor reencontrándonos con a algo ya visto. Será, digo yo, por la enorme personalidad que tienen la plaza de Las Ventas y la afición que puebla sus tendidos.

Así, al asomarnos cada año, desde la pantalla del televisor, al coso madrileño nos encontramos de nuevo con el molesto viento que echa abajo tantas tardes de corrida, con esos toros grandes y cornalones que rara vez embisten, más pensados –creo que ya lo he dicho alguna vez- para pasar el reconocimiento por la mañana que para permitir el lucimiento de los toreros por la tarde. Y nos reencontramos, también, con ese público de reacciones no siempre fáciles de entender. Tan severo a veces como condescendiente otras, tan frío como fácil de calentar, para bien o para mal, según rueden las cosas.

Y el caso es que esa plaza siempre ha sido así, sobre todo en su trato a las figuras, lo que hace que se acumulen las anécdotas. Como la de “Guerrita” que ante los denuestos que tuvo que soportar una tarde exclamó aquello de que “en Madrid que atoree (sic) San Isidro”. Y hace unas semanas al recordar la horrible muerte de Manuel Granero, nos contaban que el joven espada valenciano no estaba muy conforme en torear aquella tarde en la capital debido al trato recibido –injusto en su opinión- en actuaciones anteriores. Y cuando cada 16 de mayo se guarda un minuto de silencio en memoria de Joselito El Gallo, muerto en esa fecha en Talavera, le viene a uno a la memoria lo que se tuvo que escuchar José en la plaza de Madrid el día anterior a la tragedia. Sí, esa plaza es así y no le demos vueltas que no la vamos a cambiar.   

En lo poco que lleva transcurrido del San Isidro de este año hemos visto ya un poco de todo eso con lo que nos reencontramos cada año por estas fechas. Ese viento que parece patrocinado por los animalistas, los toros con tanta romana como pocas ganas de embestir, esfuerzos dignos de elogio a los que el público no echa cuenta, presidentes con criterio más que discutible a la hora de conceder orejas. Ah, y ese figurón que debería parecer en los carteles que se llama Florito y que suma sus actuaciones por triunfos cada vez que los mansos que él cría y entrena pisan el ruedo.

¿Lo más destacable? Pues algo que ya apuntábamos como posibilidad la semana pasada, la confirmación de que Pablo Aguado tiene condiciones para ser un grande en el oficio de lidiar toros bravos. Sus dos faenas en la corrida del sábado fueron de primor, en especial la que le hizo al sexto toro aprovechando que el viento había dejado de soplar;  y si no llega a ser por el fallo a espadas se repite la imagen de Sevilla. Hubieran sido dos puertas grandes, en el plazo de una semana y en Sevilla y Madrid. Casi ná.

Todavía le queda un mundo por delante a este San Isidro. Esperemos que igual que ha mejorado el tiempo mejoren también las prestaciones del ganado y ni los toros ni el viento frustren tantas ilusiones como viajan cada tarde en las furgonetas de los toreros camino de la calle Alcalá. Y ustedes que lo vean, aunque sea por televisión. Bendito invento, dicho sea de pasada.  

Plumas amigas

Se impone el VAR y algún presidente “a la nevera”

Pedro J. Cáceres

Editorial del programa La Divisa del 20-05-2019

Más de lo mismo.

Y no nos cansamos de denunciarlo: la incompetencia total de la mayoría de los presidentes de, casi todas, las plazas de toros. Y cuanto más importantes los cosos, más peligroso, por ir en contra del espectáculo …y del público, que es quien mantiene esto, incluido “su momio”.

Además son transgresores del reglamento cuando su función es la de cumplir la ley y no enmendar la plana a los que han pasado por taquilla.

Me refiero a la condición de mayoría en la petición de la primera oreja.

El diccionario es claro: mayoría es la parte de un conjunto o grupo que representa el porcentaje mayor o más grande de todo el conjunto o grupo. No estipula porcentajes, se entiende que es la mitad más uno.

Comoquiera que los del moquero no tienen ojos más que para el “7” (y confluencias) y el “qué dirán” los “plumillas” el día después, pierden la perspectiva de todo el conjunto de la plaza.

Ocurrió con la Puerta Grande de Perera, cuya discusión es sana (bien por Trinidad) pero se pervierte cuando se acojonan y, con los “dodotis” puestos, afrontan festejos posteriores.

Todo parte de esa cobardía de acomplejados que secuestran la primera oreja, teniendo al público, el pagano, como rehén para no asumir su responsabilidad, y en su caso la bronca, de conceder o no el segundo trofeo. Cuestión casi imposible cuando el primer pañuelo asoma con toro casi arrastrado, o sin casi.

Tal es así que es curioso observar cómo, con un poquito de suerte, si el matador, o rejoneador, o novillero, cortan una en cada toro, abren esa PG. Mientras que grandes actuaciones, rotundas y redondas, como la de ayer de Sergio Galán se van por el sumidero, no de la ignorancia, que también, sino de su protagonismo y su soberbia ante, repito, “el qué dirán”.

Lo de Madrid es mucho más grave, no por ser la primera del mundo, que también, sino por la sectaria política de nombramientos como ha ocurrido este año, de relevo, y que conduce a que “los nuevos” intenten salvar su culo respecto de la “yihad venteña” y contaminar a aquellos que ya han madurado en el palco y que salvo en tardes negras, como ayer, son lo mejor y más equilibrado del panorama presidencial, tal que D. Trinidad.

Por ello sería recomendable, que tal como está pasando en el primer espectáculo de masas (el futbol) –los toros son el 2º- se imponga el VAR, que -con una mayor perspectiva de toda la plaza- calibre si la petición es mayoritaria o no y dar un tiempo, en caso de corregir la intransigencia del presidente, para poder pedir el segundo apéndice, y ahí que el hombre se retrate asumiendo su responsabilidad.

Y como consecuencia de todo ello, en un estado de derecho, además de la posibilidad de recusación por parte de los artistas cuando conozcan quien les va a juzgar, haya la posibilidad que, como a los árbitros de futbol, la autoridad superior los mande a la “nevera” por un tiempito.

Y ese es el riesgo que no quieren asumir porque fuera “hace mucho frío”, y en el palco se está calentito. El del pañuelo… y los suyos, repartidos por la plaza en una absurda tradición de cortesía de las respectivas empresas. ¡Encima!

Plumas amigas

Hay matadores que te reconcilian con el toreo

José R.P. (29-03-2019)

Hay matadores que te reconcilian con el toreo. Ayer fue una de esas tardes (como la de Fallas, con Finito). Uno ha sido seguidor del CID, pese a los "muchos enterramientos taurinos", que los que dictan sentencias, le han adjudicado...Pero el que atesora un concepto puro del toreo, siempre encuentra el momento en sacarlo a relucir. No fue la de ayer una actuación completa, pero sí de detalles: la manera de citar, el llevar largo al toro (especialmente al cuarto, que fue el mejor del encierro del Pilar). Estuvo, bien es cierto, mejor con la diestra que con la zurda, la que le ha encumbrado en cosos como Las Ventas o la Maestranza. Bien con el capote. Y se advirtió en su semblante, la satisfacción del que sabe lo que es capaz de hacer, y cómo disfruta cuando lo logra...Una oreja en su haber, la única de la tarde...                                                                             

Román es un torero con lagunas y por hacer, pero me quedo con esa ambición innata y el jugársela cada tarde. A veces, con algo de atropello, o acelerado...Ayer le tocó un toro que exigía, el sexto de El Pilar, y sin alcanzar grandes cotas, estuvo a la altura de su enemigo.

López Simón, siento decirlo, me aburre soberanamente. Se hartó de dar pases en el sexto, con empeño rayano en la pesadez. En términos taurinos: "encefalograma plano". Tampoco discuto triunfos que ha tenido como el reciente de Fallas (que por lo que me dicen, no fue para tanto...). Y en otras plazas.... La media entrada que se registró ayer, es la ideal para privarnos de los apretujones de carteles mediáticos, gente del clavel que llega tarde a su localidad.... Y una temperatura templada rozando "el frescor" (que dicen en valenciano). Anotar una tanda de buenas cuadrillas, y subalternos como Iván García, Vicente Osuna, Jesús Arruga y otros tantos...