El Minuto de Barcelona

Cristina Sánchez, una torero orgullosa de su carrera

Manuel Salmerón (15-02-2021)

Ayer domingo se celebró la tercera de las conferencias programadas en formato telemático por la Federación taurina de Cataluña. Como viene siendo habitual con gran éxito.

Se contó en esta ocasión con Cristina Sánchez, la periodista Riojana Isabel Virumbrales y la propia presidenta de la Federación Lorena Paricio. La  presentación del acto la hizo Enric  Ubinyana, doctor en medicina y miembro de la Federación.

La torero, como ella misma se denomina, empezó comentando su inicio en la profesión cuando su padre, banderillero modesto y bombero de profesión, creo la Escuela Taurina de Parla, en ella entrenaba el físico y los chavales compañeros le enseñaban a torear hasta que su padre se dio cuenta de sus cualidades y empezó ayudándola en su afición torera. Comentó que su madre les dejó de hablar a ella y a su padre cuando les expuso que quería dedicarse  exclusivamente al toreo e intentar llegar a ser figura, lo que consiguió poco tiempo después.

Repasó toda su vida torera, contó que tres figuras de su época no quisieron torear con ella pero los demás si lo hicieron sin ningún tipo de veto, que siempre se sintió torero y que pasó por un momento difícil porque perdió el sitio con la espada lo que fue la causa principal de su retirada. A la pregunta si se sintió figura del toreo respondió que no, hizo cosas importantes pero ser figura es estar muchos años en las ferias y ella no pudo hacerlo aunque se sintió muy respetada, llegó donde se propuso y está muy orgullosa de su carrera, lo hizo con toda la profesionalidad como cualquier otro torero.

Repaso también sus vivencias como comentarista en las televisiones en las que ha participado y lo sigue haciendo y dijo que está muy orgullosa por su participación en la Fundación del toro de lidia.

Como resumen de esta tercera conferencia tenemos que apuntar otro éxito y la gran acogida que está teniendo este ciclo no sólo en Cataluña sino también en el resto de España. Enhorabuena a Lorena y a toda su junta que están levantando una Federación que dejaron muerta y arruinada y eso en estos momentos es de gran valor para la Cataluña taurina, dar continuidad a la Federación en los tiempos que vivimos tiene un gran mérito. Enhorabuena y a seguir.

Sintonicen todos los lunes, a las 23 horas,  www.ladivisa.es

A Porta gayola

Frente al imperio de la Ley, ordeno y mando

JM Alarcón (15-02-2021)

No hay más sordo que el que no quiere oír, ni más tonto que el que no quiere entender. La noticia que ha marcado los últimos días en el planeta taurino es la de la afirmación del Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Espartinas, José María Calado, de que  “mientras nosotros estemos en el Ayuntamiento no se autorizará ningún tipo de actividad taurina”. Y se quedó tan a gusto. Poco importa que desde hace ya años la Tauromaquia esté reconocida por Ley como un patrimonio cultural que no solo no se puede prohibir, sino que se debe apoyar desde las administraciones públicas y que no hacerlo así puede constituir un delito de prevaricación.

Así se lo ha recordado al ínclito señor Calado la Fundación del Toro de Lidia en un escrito en el que citan, además de ese reconocimiento por parte del Tribunal Constitucional, los textos en los que diversos juzgados han dado la razón a las reclamaciones de los taurinos frente a Ayuntamientos que adoptaron la misma postura de la que alardea ahora el edil de Espartinas, que se justifica diciendo que “en nuestra ideología política no tiene sitio la tauromaquia”.

Ah, o sea que aquí lo que importa es la ideología política del señor Calado y sus correligionarios, no lo que dice la ley ni lo que establecen los tribunales. Ordeno y mando se llama esa figura, algo de lo que, por desgracia, sabemos bastante en este país y que algunos, ingenuos que somos, pensamos que había pasado a la historia a partir del 6 de diciembre de 1978, cuando se aprobó una constitución que consagraba todos los derechos y todas las libertades. Pero, claro, ya sabemos que para algunos ese es el “régimen el 78” y que su propósito es derogarlo y sustituirlo por el ordeno y mando, porque así lo establece su ideología política.

Hay que ver que desmemoriados son algunos que luego van de defensores de la memoria histórica. Ya no se acuerdan de cuando en la ideología política imperante en España no tenían sitio sus ideas y los del ordeno y mando de entonces les obligaban, en el mejor de los casos, a refugiarse en las catacumbas. Entonces todo eran loas a la democracia y reclamaciones de un estado de derecho que garantizara las libertades. Está claro que solo pensaban en las suyas, las que les permitieran okupar el poder e imponer su ideología política que, faltaría más, debe estar por encima de leyes y tribunales.

Cuan cierto es aquello de que siempre acabamos pareciéndonos a que las cosas que odiamos. Será por eso que a los que ya tenemos algunos años más de los que nos gustaría tener, al menos en el DNI, las declaraciones de políticos como José María Calado nos suenan a película ya vista. Un dejà vu  que dicen nuestros amigos franceses.

Plumas amigas

¿Por qué no las plazas de toros?

Pedro J. Cáceres Editorial del programa La Divisa (15-02-2021)

El grupo Taburete está presentando estos días una nueva gira llamada “La Broma Infinita” con su disco más personal del mismo nombre. Taburete ha actuado durante los días 8, 9, 10 y 11 de febrero en el Teatro Nuevo Alcalá de Madrid con las normas sanitarias a cumplir por todos los asistentes a rajatabla.

La pregunta es, ¿por qué en las plazas de toros de todo el país no? ¿Por qué no se utilizan recintos abiertos, semicerrados (como las plazas de toros en las que la cubierta se puede correr) o cerrados para dar toros este invierno? ¿Por qué las Administraciones (de uno u otro color, da igual) dan alas a actos musicales y las coartan a los espectáculos taurinos? La respuesta es clara: porque el mundo del toro no ha hecho una revolución similar a la que ha llevado a cabo el sector musical o el de la hostelería, a la que permitirán abrir con restricciones. Y las movilizaciones de junio lejos quedaron muy lejos…

Ya quedó claro el año pasado que Fuengirola, Osuna, El Puerto de Santa María, Huelva, Plasencia, Arles, Nimes o Córdoba como plazas más relevantes, fueron un éxito de convocatoria -dentro de la limitación de aforo- y organización de festejos con todas las medidas sanitarias por bandera se refiere. Y un éxito de resultado: ni un solo rebrote en las ciudades mencionadas en los últimos quince días. Ni uno.

Y, además, quedó clara otra cosa para quienes quieren comparaciones, que ya se sabe que son odiosas: el público de los toros, heterogéneo, de toda clase y condición en edad, sexo y estatus social no es el público del fútbol, con el que nos han querido odiosamente comparar al tener éste cerrados los estadios. El respeto, la pasión controlada y el no enfrentamiento –por carecer de bandos- hacen que sea un espectáculo distinto… y seguro. Y no es igual controlar 5.000 personas en el acceso y la salida, amén de su modélica actuación durante el espectáculo, que entre 15.000 o 70.000 según aforos y limitaciones. Y ejemplos los hay: en Las Ventas sólo se necesitan 2 policías para 24.000 personas; en el Barça-Madrid, un partido con 99.000 espectadores, se requieren 5.300 efectivos.

Si en bares y restaurantes se permiten agrupaciones de familia y amigos hasta diez ¿por qué en los toros no? Y a partir de ahí las distancias sanitarias que se han cumplido escrupulosamente en todos los espectáculos taurinos que se han ofrecido hasta la fecha.