Actualidad

  • HUELVA

    LEA Y PALHA, LOS MEJORES DE UNA GRAN CORRIDA DE REJONES

  • ISTRES

    TRIUNFAN SALENC Y VALADEZ EN EL ANIVERSARIO DE CONCHA Y SIERRA

  • EN OTRAS PLAZAS

    MARIO SOTOS PASEÓ UN RABO EN RIOPAR

  • TELEVISIÓN

    GUÍA DE LAS PRÓXIMAS RETRANSMISIONES

Sábado 31 de julio de 2021

  • HUELVA

    LUQUE Y MORANTE SALVARON LA TARDE

  • BAYONA

    CARTAGENA Y GUILLERMO POR LA PUERTA GRANDE

  • EN OTRAS PLAZAS

    TENDERO, SALIDA A HOMBROS EN JADRAQUE

Relato taurino de JM. Alarcón

De espuma de mar y oro

1- “Maestro, la hora”

Desde los 14 años enfundándose el vestido de torear, cerca de diez de alternativa y aquellas horas se le seguían haciendo eternas, tras de una comida frugal y después de escuchar la conocida retahíla de Pepe Marchena, su peón de confianza, al volver del apartado. “Nos ha tocao el mejor lote, el quinto es una lámina y es hijo de Secretario, el que indultó El Malagueño en El Puerto. Un lío gordo le vamos a formar”.

Y después la soledad y el silencio perezoso de una tarde de verano, hasta que llegara el momento de vestirse. Antes pasaría al menos un par de veces por el baño, las meaditas del miedo, que les dicen algunos. Sí, aquella era la hora en la que, según Chaves Nogales, Belmonte hablaba con el miedo y le prometía que era la última, que después de esa tarde no iba a torear más.

Continúa en la pestaña "Relatos"

Opinión