Hasta siempre, maestro

JM Alarcón (19-6-2017)

Pese a mi natural aversión a los clichés y los estereotipos, siempre vi en ti al genuino torero vasco,  o al prototipo del vasco que un día dice “quiero ser torero”. Recio de aspecto y de formas,  valiente, decidido y tenaz. No te fue fácil hacerte un sitio entre los grandes, pero te empeñarse en ello y lo lograste, a fuerza de sacrificio y de sangre, volcándote sobre el morrillo porque para matar bien a un toro hay que mancharse la mano derecha de sangre y la izquierda de babas. Tenías que cortar las orejas sí o sí, aunque fuera tirando la muleta, y allá voy, y que sea lo que Dios quiera.

Madrid era tu plaza y allí quisiste empezar la temporada 2015 dando un puñetazo encima de la mesa. Seis toros y de las divisas llamadas “duras”. No salió bien, que le vamos a hacer, y eso te puso las cosas otra vez cuesta arriba. Pero te estabas recuperando, ibas a volver a hacerte un sitio entre los grandes. El sábado un toro te metió el cuerno hasta las entrañas como a tantos, desde aquel 23 de junio de 1734 en que, en El Puerto de Santa María, José Cándido abrió la lista de nuestros héroes. Iván Fandiño ya está en ella. Hasta siempre, maestro.

 

El toro "Provechito" corneó mortalmente a Iván Fandiño

Redacción (17-6-2017)

El toro “Provechito”, de Baltasar Ibán, herrado con el número 53, negro de capa y nacido  en marzo de 2013, corneó mortalmente la tarde del  sábado 17 de junio de 2017 al matador de toros Iván Fandiño en el transcurso de  la corrida que se celebraba en la localidad francesa de Aire Sur L’Adour. El diestro fue derribado  por el toro  cuando realizaba un quite al tercero de la tarde, que le propinó una cornada en el costado derecho.

El torero entró consciente a la enfermería, donde fue intervenido y, al comprobarse la gravedad de la cornada, fue trasladado al hospital Layne, de Mont de Marsan, donde ingresó cadáver.

Un trayectoria marcada por la decisión de ser figura

Nacido en la vizcaína Orduña el 29 de septiembre de 1980, Iván Fandiño Barros se aficionó a los toros después de despuntar como pelotari en su juventud. Se vistió de luces por primera vez en Llodio (Álava) el 16 de agosto de 1999 y después de un duro peregrinar por tierras levantinas y andaluzas volvió a su ciudad natal para debutar con picadores el 2 de junio de 2002 acartelado junto a Julien Lescarret e Iker Javier Lara para lidiar novillos de Javier Pérez Tabernero de los que obtuvo tres orejas. Poco tiempo después arribó a la provincia de Guadalajara y fue en sus capeas donde conoció a Néstor García, y de su mano su carrera dio un giro en contratos y preparación. Juntos afrontaron ya la presentación en Madrid, el 12 de septiembre de 2004 junto a Manuel Barea El Arqueño y el colombiano Héctor José para lidiar utreros de Navalrosal. Al novillo de su debut, “Risueño”, nº 40, negro, de 453 kilos, logró cortarle una oreja.

Al año siguiente El Juli le inviste matador de toros en la Aste Nagusia bilbaína tras cederle el 25 de agosto el toro “Afrodisiaco”, nº 64, castaño, de 517 kilos, de la ganadería de El Ventorrillo, en presencia de Salvador Vega. En 2007 cortó una oreja en esta misma plaza a un toro de El Ventorrillo pero fue en 2009 cuando su nombre empieza a sonar en el circuito después de conseguir una nueva oreja en Bilbao, frente a un toro de La Quinta, y dejar ambiente en su confirmación de alternativa, durante la Feria de San Isidro. Fue el jueves 12 de mayo, con Antonio Ferrera y Morenito de Aranda como padrino y testigo respectivamente y frente al toro “Catalán”, nº 210, castaño, de 545 kg y de la ganadería de La Dehesilla. Su buena actuación se traduce en un nuevo contrato en esa misma feria, para lidiar la corrida de Victorino Martín, otra actuación más en el mes de junio, con un encierro de José Ignacio Charro, en el que da una vuelta al ruedo que le vale su presencia en la Feria de Otoño, con una corrida de Palha.

En 2010 corta su primera oreja en Madrid, el día 1 de mayo, a un toro de Guardiola Fantoni, y debuta en la Feria de Abril de Sevilla, la de San Fermín en Pamplona o El Pilar de Zaragoza, donde hace frente a astados de Palha, Dolores Aguirre y Partido de Resina respectivamente. Además, resulta herido en Bilbao por un toro de Puerto de San Lorenzo. Su consolidación en el circuito de las grandes ferias tiene lugar en 2011 fruto de las cuatro orejas que obtiene en otras tantas comparecencias en Las Ventas, fechadas en la Goyesca del 2 de mayo, San Isidro y Otoño, ante toros de Carriquiri, El Montecillo, Cuadri y Gavira. Además corta una oreja a un toro de Fuente Ymbro en Pamplona, puntúa en su presentación en Logroño, Teruel y Gijón y sale en hombros en plazas como Guadalajara, Ávila o Toledo. Un año de una gran progresión, frenada en parte por el grave percance sufrido en la Feria de Málaga, que le aparta de los ruedos durante un mes.

Su ascensión continúa en 2012, temporada que arranca abriendo la Puerta Grande en la Feria de Fallas de Valencia, con una corrida de Fuente Ymbro y que continúa de modo triunfal en Sevilla y Madrid donde pasea sendas orejas de toros de Victorino y El Montecillo. Sale en hombros en Pamplona con una corrida de El Pilar, lidia dos corridas en solitario en Bilbao y Valencia en apenas un mes, corta dos orejas a un encierro de Jandilla en las Corridas Generales de la Aste Nagusia y repite éxito en Madrid con una gran actuación en la Feria de Otoño frente a una corrida de Valdefresno de la que obtiene una oreja, triunfos a los que une los del suroeste francés, que le distingue como el torero del año después de verle salir en hombros en Dax, Bayona y Mont de Marsan. Las Puertas Grandes de Arles, Salamanca, Guadalajara, Pontevedra o Toledo, junto a las americanas de Lima y Cali redondean un año dorado, que culmina con la Oreja de Oro al triunfador de la temporada, que concede Radio Nacional de España.

Instalado en la élite, abre el 2013 cortando una oreja en Castellón y Valencia a toros de Fuente Ymbro, pero después de quedarse fuera de Sevilla, resulta herido en Madrid en la primera de las tres comparecencias que tenía ajustadas, al entrar a matar a un toro de Parladé al que realiza la mejor faena de la Feria de San Isidro. Retorna a los ruedos por todo lo alto en Soria, luego de un mes de convalecencia, para seguidamente erigirse en triunfador de la Feria de San Fermín, después de desorejar a un jabonero de Fuente Ymbro, y cortar cinco orejas en dos apoteósicas actuaciones en Mont de Marsan. Bayona -donde lidia en solitario una corrida de Fuente Ymbro– y Dax le vuelven a ver salir en hombros y por segundo año consecutivo se alza con el premio al triunfador del suroeste francés, triunfo al que suma una épica faena en Bilbao a un fiero toro de Jandilla, una de las cumbres de una temporada que también cuenta con éxitos destacados en Arles, Santander, Cáceres, Salamanca, Burgos, Palencia, Cuenca, Almería, Ciudad Real y Zaragoza. Por segundo año consecutivo Radio Nacional de España le premia con la Oreja de Oro al torero más destacado del año.

La temporada 2014 estuvo marcada por su salida en hombros de la plaza de Las Ventas el 13 de mayo, durante la Feria de San Isidro, después de cortar dos orejas a dos toros de Parladé, al último de los cuales entró a matar sin muleta. Luego redondearía su paso por Madrid en la Corrida de Beneficencia, cortando una nueva oreja de un toro de Alcurrucén. Volvió a triunfar en sus feudos más reconocidos, como Pamplona, donde un año más fue el triunfador de San Fermín, con cuatro orejas en dos tardes, tres de ellas en la corrida de Victoriano del Río, y en el suroeste de Francia mantuvo su estatus con una tarde antológica en Mont de Marsan (cortó tres orejas a un encierro de La Quinta) y dos grandes actuaciones en Bayona, donde consiguió dos Puertas Grandes pero también sufrió una severa lesión vertebral tras ser violentamente volteado por un toro de Montalvo. Alicante, Valladolid, Linares (se alzó con el trofeo Manolete), Huelva, Vitoria, Valencia, El Puerto de Santa María, Ciudad Real, Pontevedra, Soria, Palencia, Coruña y Guadalajara, donde se encerró en solitario con seis temperamentales toros de Jandilla a los que cortó cinco orejas, dieron fe de la rotunda campaña del vizcaíno.

Arrancó 2015 apostando en Madrid en la lidia de seis toros en solitario, pero el resultado no salió como se esperaba. Le pesó aquella tarde en el inicio de temporada, pero empezó a remontar el vuelo en julio, tras triunfar con fuerza en Mont de Marsan, donde apartó los fantasmas surgidos a raíz de la tarde venteña. Sin embargo, el año tampoco terminó de acabar como él deseaba, por lo que en 2016 le tocó continuar la lucha por recuperar el sitio perdido, logrando reinventarse como torero aplicando a su conocida capacidad y férrea confianza en sí mismo, mayor hondura y reposo en el manejo de los trastos. Esta temporada, la última de su vida, seguía reivindicando su figura con los mismos argumentos, hasta el fatal encuentro con un toro de Baltasar Ibán en la plaza francesa de Aire Sur l'Adour.

Fuente: www.ivanfandino.net

Reacciones

Juan del Álamo: "Esto es muy duro. No tengo palabras"

Redacción 17-6-2017)

Entre las diversas reacciones recogidas tras conocerse la noticia la noticia del fallecimiento de Iván Fandiño está de André Viard, presidente del Observatorio de las Culturas Taurinas de Francia, quien estuvo presente en el festejo y manifestó que “nadie podíamos imaginar este final. Yo estuve en Teruel, y la cornada me recordó a la de Víctor Barrio, pero allí sí que nos enteramos enseguida de la tragedia. Aquí en la plaza nadie pensaba que la cornada podía ser mortal”.

Juan del Álamo a quien correspondió la lidia del toro causante de la tragedia mostraba su profunda tristeza por lo ocurrido diciendo: “No tengo palabras, no nos los creemos. Él se quejaba fuerte de la cornada pero nadie esperaba este final. Nos hemos quedado de piedra al llegar al hotel. No entiendo cómo ha pasado. En un principio todos estábamos tranquilos pero luego nos han dicho que era fuerte pero nadie se podía imaginar el final. Todo ha sido muy rápido. No me lo creo. La cornada ha sido en un quite a un toro mío, lo ha arrollado con los cuartos traseros, ha caído en la cara… Una tragedia. Es muy duro para todos los toreros, duele mucho. No tengo palabras, no tengo  palabras…”.

El banderillero de la cuadrilla de Juan del Álamo, Roberto Martín “Jarocho” dijo por su parte: “Ha sido en un quite en el toro de Del Álamo. Se le ha venido encima y en el suelo le ha pegado la cornada. Él estaba consciente pero se quejaba de que no podía respirar, la cornada ha sido en el costado y ha viajado hacia el estómago. Los cirujanos se miraban unos a otros… pero yo veía mucha impotencia. Le han estabilizado en la enfermería y se lo han llevado rápido al hospital de Mont de Marsan pero no ha llegado. Estamos destrozados”.

La Casa de S.M. el Rey se ha sumado a las condolencias por la desgraciada muerte de Iván Fandiño en Aire Sur l' Adour. "Nuestro sentido homenaje y nuestro recuerdo para Iván Fandiño, gran figura del toreo", publicaba la institución en el perfil oficial de Twitter.

Y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, que esa misma tarde asistió a la Corrida de la Cultura en la plaza de Las Ventas de Madrid, declaró el conocer la trágica muerte del torero del torero de Orduña: “Quiero transmitir mis condolencias a la familia de Iván Fandiño, así como a los aficionados y al mundo del toro en general, a los que me uno en el sentimiento por la triste pérdida de este joven torero”

El mundo del toro despidió, con sereno dolor, a Iván Fandiño

Foto Aplausos

Redacción (19-6-2017)

El cuerpo de Fandiño fue incinerado a mediodía de este lunes en Llodio, después que la capilla ardiente permaneciera abierta durante toda la mañana en el tanatorio de Amurrio y por ella desfilaran un numeroso grupo de personas relacionadas con el mundo de los toros para mostrar sus condolencias a la familia de Iván. 

El funeral oficiado  la tarde de este lunes en sufragio de Iván Fandiño, fallecido el pasado sábado en la localidad francesa de Aire Sur l'Adour reunió, junto a sus familiares, amigos y numerosos vecinos de Orduña, donde el torero era especialmente querido, a un amplísimo grupo de compañeros de profesión que encabezaban los miembros de su cuadrilla, los banderilleros Roberto Martín "Jarocho", Diego Ramón Jiménez y Víctor Manuel Martínez y los picadores Juan Melgar y Rafael Agudo; y del que formaban parte Enrique Ponce, El Juli, José Tomás, Miguel Ángel Perera, José María Manzanares, Espartaco, Pepín Liria, Javier Conde, Antonio Barrera, Morenito de Aranda, Miguel Abellán, Javier Valverde, El Cid, Juan José Padilla, Joselito Adame, Juan del Álamo, Diego Urdiales, Álvaro Lorenzo, Román, Juan Leal, Paulita, Sebastián Ritter, Rui Bento Vasques, Fernando Adrián, Javier Vázquez, Manolo Sánchez, Francisco Marco, Fernando Robleño, El Soro, Ortega Cano, Alberto Elvira, Sergio Aguilar, Gómez Escorial, David Mora o Antonio Tejero, entre otros. También estaban presentes la ganadera de Baltasar Ibán -Cristina Moratiel, el mayoral, Domingo González, Carlos Zúñiga, Pablo Chopera o Manuel Martínez Azcárate y el presidente de la Junta Administrativa de la plaza de toros de Vista Alegre de Bilbao, Javier Aresti; así como miembros de la crítica taurina y una delegación de la Unión de Ciudades Taurinas de Francia y del Observatorio Nacional de las Culturas Taurinas, con el teniente alcalde de Bayona, Olivier Baratchart y André Viard a la cabeza.

El acto tuvo un emotivo prólogo cuando en las inmediaciones del tempo sonaron los acordes del pasodoble "Iván Fandiño".

Tampoco faltó el homenaje oficial al torero desaparecido. El Ayuntamiento de Orduña expresó oficialmente su profundo pesar por la pérdida de uno de sus hijos más ilustres; y en la puerta principal de la plaza de toros de la localidad se colocaron las muchas coronas de flores llegadas llegando desde todos los rincones del orbe taurino.

Velado toda la noche

Los restos mortales del matador llegaron sobre las ocho de la noche del domingo al tanatorio de Amurrio donde fueron velados durante toda la noche por familiares y amigos, entre los que se encontraban los padres y la hermana del torero, su esposa, el apoderado, Néstor García, la cuadrilla al completo, el banderillero Jesús Arruga, el ganadero José Luis Pereda, el empresario Manuel Martínez Azcárate el ganadero Andoni Rekagorri.

Asimismo, fueron llegando hasta el recinto mortuorio numerosas coronas de flores enviadas desde diferentes lugares de España.

Por la capilla ardiente, que se abrió a las 9 de la mañana ha desfilado una amplia representación del mundo del toro en la que se contaban matadores como Juan Antonio Ruiz "Espartaco", Paco Ureña, Curro Díaz, David Fandila "El Fandi", Pepín Liria, Pérez Mota, Alberto Revesado o Aníbal Ruiz; junto a picadores y banderilleros como Bernal o David Adalid y ganaderos como Antonio Muñoz, de la divisa de Cayetano Muñoz

La cornada era mortal de necesidad

Redacción (19-6-2017)

A juzgar los testimonios de los expertos, no ha lugar a la polémica. La cornada sufrida por Iván Fandiño era mortal de necesidad, tal como explicó el doctor Poirier, jefe de servicios y portavoz del hospital Layné de Mont de Marsan, al diario francés Sud-Oest. “Ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital se hubiera podido hacer nada por salvar la vida del torero, ya que los daños que sufría en hígado, riñón y pulmones eran irreversibles”.

El citado doctor, que acompañó a Fandiño en la ambulancia y fue quien firmó el certificado de defunción, añadió que “el torero presentaba en el abdomen tres litros y medio de sangre negra, proveniente de las glándulas hepáticas, señal de que el hígado había reventado a causa de la cornada, que también rompió la vena cava, lo que le produjo un severo derrame interno. Cuando entró en la enfermería ya lo hizo prácticamente sin pulso. Era imposible tomarle la tensión arterial de lo débil que la tenía”.

Por su parte, el doctor Enrique Sierra, cirujano jefe de la plaza Monumental de Barcelona, ha manifestado a Tendido5.es: “Por las declaraciones del cirujano jefe que empezó a operar en la enfermería y del doctor Poirier que le acompañó en la ambulancia, además de las secuencias fotográficas y videográficas que he podido ver, tengo la versión probablemente más justada a la realidad, tanto taurina como quirúrgicamente, y puedo afirmar que la cornada era mortal de necesidad en cualquier quirófano y para cualquier equipo , por experto que fuera y bien dotado que estuviera”.